¿Cuál es la mejor forma de cocinar salmón al sartén?

Decir salmon y sartén Essen es sinónimo de cocina gourmet. Te vamos a contar el secreto mejor guardado para que sepas cómo cocinar salmón al sartén.

Cocinar un salmón al sartén puede parecer una tarea fácil y sin embargo no lo es tanto. Porque todos conocemos que un salmón demasiado cocido es muy seco y uno no lo suficientemente cocido no es rico.  Un salmón en su punto ideal debe ser crujiente por fuera y tierno por dentro. Estas texturas se obtienen con una serie de pasos estrictos, pues la correcta cocción es una característica de un verdadero chef gourmet.

¿Cuál es la mejor forma de cocinar salmón al sartén? 

Primero, ¿Qué es la cocina gourmet? 

La cocina gourmet es un término que se utiliza  para calificar a aquellas comidas de elaboración refinada. Lo gourmet, por lo tanto, está asociado a lo más excelso de la gastronomía. La calidad de los ingredientes y la forma de preparación es lo que determina que un plato sea considerado gourmet o no.

¿Por qué hacer el salmón al sartén? 

La idea de cocinar el salmón en una sartén Essen es para realzar sabores, que se van mezclando mientras el salmón se cocina en su propia salsa.

¿Cómo preparar salmón en una sartén Essen y convertirme en un verdadero chef gourmet?

Te vamos a contar la receta en 8 pasos. Presta mucha atención y no te saltees ninguno. 

  1.  Precalentar con un poco de aceite de oliva a fuego medio tu sartén Essen. Es importante que sea un poco y no mucho ya que el salmón es de por si un pescado graso. 
  2.  Descongelar el salmón al menos 24 horas antes de su consumo. Antes de echarlo en la sartén, secarlo con un papel absorbente y asegurarse de que esté a temperatura ambiente. Paso muuuy importante para evitar que los bordes queden sobrecocidos. Evitar a toda costa el descongelado en el microondas.  
  3.  Una vez que tengamos el salmón a temperatura ambiente, condimentamos con sal y pimienta. Es primordial que este paso lo hagas justo antes de tirar el salmón en la sartén, ya que si no perderá humedad. 
  4.  Aumentamos la temperatura al máximo y echamos el salmón tres minutos de cada lado. Esto, logrará que el salmón quede con una textura crujiente, pero a la vez se mantenga tierno en el interior. Dependiendo del grosor de las piezas, el pescado puede tardar más tiempo en cocinarse bien. Puedes bajar la temperatura de la plancha a la mitad y dejar que se termine de cocinar si lo quieres más cocido. Si no tienes muy claro cuál es el punto del salmón, siempre puedes usar un termómetro de cocina para controlar la temperatura en el interior de la pieza y retirarla del fuego cuando se alcancen los 62ºC.
  5. Como el salmón es un pescado graso, parte de sus propios jugos lo van a cocinar, y esto es bueno. Lo ideal es apartar el salmón del fuego cuando esté casi hecho y dejarlo reposar unos minutos para que con el calor residual se termine de cocinar.
  6. Una vez listo el salmón, retirarlo de la sartén y poner cada rodaja en un plato.
  7.  Échale un generoso chorro de limón recién exprimido si es de tu antojo.
  8.  Saca un vino blanco de la heladera y disfruta de tu plato gourmet. 

Esperamos que disfrutes de esta receta tanto como nosotros disfrutamos compartiéndola. Te esperamos en nuestro sitio para encontrar más recetas y más información acerca de nuestro maravilloso catálogo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.